SETENTA AÑOS DESPUES

  Estos amaneceres de agosto, recorrer los rastrojos recién segados y pisar las cañas de cebada humedecida con el rocío  recupera olores  que hace años  impregnaban las eras de los arrabales de Teruel cuando se amontonaban haces de cebada, que los zagales convertíamos en castillos de heroicas batallas de la guerra de la que solo … Sigue leyendo SETENTA AÑOS DESPUES