EL MULETON

IMG_20180513_113218

Lomas y muelas completamente pedregosas y desarboladas, roídas por el ganado desde siglos. Tórridas, expuestas al sol sin clemencia en verano. Frías, extremadamente gélidas, en los cortos días de los intensos hielos del invierno.

IMG_20180513_114025Un lugar hostil cuando paseas sin prisa, sin carga, arropado y calzado. Es el desierto donde encuentras la soledad.

Es díficil asumir sobrevivir aquí durante varias semanas del mes de Enero, azotado por el cierzo, sin ropa que nos abrigue ni calzado que proteja nuestros pies, con carencias de alimento y enmedio de los combates más cruentos de los episodios de la batalla de Teruel.

La primavera es fugaz. Acabado el frío, aprovechando los efímeros chubascos de abril, IMG_20180513_114654las aliagas, erizones, tomillos y espliegos florecen. Los rebaños de ovejas esos días están acompañados de los enjambres de abejas que revolotean en busca del néctar.

Las cebadas verdean y pocas semanas después  son invadidas por amapolas que salpican las alfombras verdes de rojos intensos

IMG_20180513_115109Estos suelos desde el invierno de 1937 contienen las huellas de la guerra: latas de alimentos, balas de fusil, metralla. En los meses de Enero y Febrero de 1938 se desencadenaron, durante la guerra civil española, tremendos enfrentamientos.

Ninguna causa justifica segar la vida de miles de personas. En unas horas  fulminó los sueños de familias. En la mayoría de los casos no recuperaron los restos del soldado, que quedaron desechos entres estas piedras, enrrunados por las áridas y esteriles arcillas y yesos.

Explosionaron miles de toneladas de bombas lanzadas por la artillería y la aviación. Desde entonces el sonido de los lamentos y el dolor acompañan al silencio de estos parajes.IMG_20180513_121124

Fueron miles de muertos. Muchos más los heridos y enfermos que arrastraron IMG_20180513_115004incapacidades el resto de su vida. Así lo cita David Alegre Lorenz en La Batalla de Teruel.

Hubo victoria y derrota. Perdieron las víctimas. Una generación de jóvenes que desaparecieron de un país al que esperaba 40 años de dictadura: represión, silencio y miedo. También murieron hombres llegados desde diversos lugares del mundo para vencer al fascismo que unos meses después destrozaría Europa.

IMG_20180513_104950

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s