BAJO CERO, ¡TERUEL EXISTE!

 

img_4109

 

 

Quince días con temperatura bajo cero,  no ha sido suficiente  para congelar la protesta de Teruel,  territorio olvidado por el  resto del país. El frío no ha podido aparcar  la chispa contestataria de esta provincia, callada durante décadas y sumisa a los dictámenes del Estado.  Se ha oído el grito de unos ciudadanos. Ya no se conforman con el reconocimiento  histórico a la ciudad mártir y heroica,  quieren que ocupe un lugar,   que posibilite su existencia en el futuro.

El Silencio de las Sierras Calladas de esta provincia,  fruto de la represión de la última etapa de su historia, pudiera haber sido la causa de que  los Gobiernos  olvidaran esta porción del territorio del país. Desde luego los representantes del pueblo de Teruel en Madrid, en Zaragoza ó en los Ayuntamientos, no han hecho grandes esfuerzos en que sonará con fuerza e insistencia sus necesidades,  jamás han levantado su voz más allá del límite en el que pudiera ofender al barón,  que reparte cargos institucionales, celosos de mantenerse en esa situación privilegiada de alta influencia social  y no del todo mal remunerada.

Se corre el riesgo de vincular el grito de Teruel Existe, únicamente a los varios miles de ciudadanos valientes,  que salieron a la calle a destrozarse la garganta recordándoselo al Presidente. Pero los turolenses, autocriticos, que conocemos la singularidad de nuestro carácter, vimos gritos de descontento,  en la ausencia de miles de ciudadanos arropando la visita de Aznar, aunque solo fuese por la curiosidad de acercarse a un Presidente del Estado, que por primera vez en muchas décadas visitaba nuestro Mudejar.  Ello teniendo en cuenta la tendencia claramente conservadora de su población, muy vinculada a la ideología del partido hoy en el Gobierno, que aquí, hasta la fecha,  cuenta con amplio respaldo electoral;  aunque eso sí, los turolenses, conservadores, jamás acompañarían un ternasco de la tierra con coca cola, si no, aunque fuera con pequeña dosis lo honrarían con un humilde vino del terreno.  La frialdad de nuestro carácter, no muy dado a manifestarse públicamente, esta vez llevaba herrado un mensaje.

Los ciudadanos turolenses volveremos a recordar, que Teruel Existe, el próximo día 6 de febrero, con nuestra  presencia en la calle, motivados por una Plataforma,  que ha sido capaz de sacarnos las palabras de dentro, a la que tenemos mucho que agradecer. Probablemente,  ese día  echemos en falta las murallas históricas, que en su día cercaron la ciudad,  nuestro legado arquitectónico  cayo ante el golpe de la piqueta y los ojos de sus ciudadanos mirando indiferentes.

Después,   una vez  más,  nos retiraremos al silencio, pero esta vez en una reflexión hacia el voto, que debemos depositar en las urnas el próximo día 12 de marzo. Atentos, examinaremos los programas electorales de cada partido,  y, como nunca,  miraremos a los ojos  de quienes nos  los expongan, los aspirantes a representarnos en el Parlamento, para ver si en ellos se divisa mentira o sinceridad.

…………………………………………………….

Publicado el 21 de Enero de 2000 – Teruel

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s